Conoce a tu cliente ideal

Para hacer llegar tu producto, hay una fase imprescindible: delimitar a tu cliente ideal. Para ello, existen distintas técnicas que pueden ayudarte a conocer mejor a esa persona a la que te diriges. Si quieres que te expliquemos paso a paso cómo hacerlo, ¡sigue leyendo!

Lo primero…

Antes de empezar a realizar cualquier estrategia publicitaria o cualquier inversión, hay que tener muy claro quién es la persona que comprará nuestro producto. ¡Sigue leyendo y te ayudaremos a no perder ni un céntimo!

Si no tenemos a la persona final en cuenta, es posible que estemos invirtiendo en vano, ya que, si no nos enfocamos, el cliente final puede quedar totalmente indiferente a nuestra publicidad.

La técnica que se utiliza para determinar quién es tu público se denomina segmentación, y a continuación vamos a explicarte cómo hacerlo a través de distintas estrategias. ¿Preparado? ¡Allá vamos!

Analiza la información que ya tienes

Hablamos de la información de ocasiones pasadas, es decir, analizar quién ha comprado tu producto o servicio hasta hoy, cómo es esa persona y qué ha funcionado. 

¿Te parece que comentemos algunas técnicas? ¡Es más fácil de lo que piensas!

  • Mide las reacciones que esas personas han tenido ante campañas que hayas hecho de comunicación o acciones que hayas ido teniendo con ellos. ¿Qué ha funcionado? ¿qué es lo que no le ha gustado?
  • Analiza los datos socioeconómicos de las personas que ya han comprado tu producto o han mostrado interés en tu marca otras veces. 
  • Busca patrones de consumo: entiende de qué forma ha llegado esa persona a tu marca, y agrupa a las que tienen características similares.

Pero esto no es todo, hay que seguir indagando… ¡vamos a por otra técnica!

Analiza qué va a pasar

En base a la información que has obtenido del análisis de lo ocurrido en el pasado, podrás predecir qué va a ocurrir en el futuro, y esto te ayudará a prepararte. 

¿Cómo se van a comportar tus clientes? 

  • Crea modelos de decisión basados en cómo los clientes han comprado hasta el momento. Esto servirá de predicción para las compras futuras, y te ayudará a centrar tu campaña.
  • Analiza el modelo de consumo de tus clientes en cuanto a frecuencia y gasto en tu producto, es decir, cuántas veces lo ha comprado y cuánto se ha gastado. En base a eso, realiza tus cálculos futuros.
  • Puedes incluso reproducir el proceso cerebral por el que ha pasado el cliente a la hora de comprar, para saber cuáles son sus movimientos y qué es lo que le llama la atención. 

Elige tu criterio

Para segmentar, existen distintos criterios según lo que te convenga más. Por tanto, podrás basarte en:

  • Criterios demográficos: es decir, su edad, género, etc.
  • Criterios geográficos: dónde viven.
  • Estilo de vida: qué hace para divertirse, cómo le gusta vivir, qué opciones prefiere.
  • Comportamiento: cómo se comporta a la hora de realizar una compra.

Por otro lado, puedes elegir hacerlo de las siguientes maneras:

Una vez que has analizado los comportamientos de tus clientes a la hora de comprar tus productos y hayas pensado cómo serán estas compras en el futuro, deberás elegir qué datos van a servirte y concentrarte en ellos, de ahí los criterios mencionados. 

Y ya está, si tienes en cuenta estos pequeños detalles verás cómo tu negocio mejora, al estar más enfocado.

 

¿Te ha resultado interesante?

En Wuolah trabajamos en base a la segmentación de tu público y personalizamos las campañas a los criterios que tú consideres necesarios, ¿no está mal, eh? 

Si quieres saber cómo lo hacemos, ¡llámanos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *